viernes, 11 de abril de 2014

Yoga para mamás y sus bebés

El yoga se convierte en una de las mejores actividades para la recuperación tras el parto. Ya que es la única práctica que te regalará poco a poco el equilibrio físico, mental y emocional, sin hacer un gran esfuerzo. ¡Justo lo que necesita una nueva mamá! Pero eso no es lo mejor. ¿sabías que puedes realizar yoga con tu bebé? Pues sí, no tienes por que separarte de él para volver a ponerte en forma ni para relajarte. Los beneficios de esta actividad los obtendréis los dos, y haciendo yoga juntos iréis fortaleciendo vuestro vínculo y os iréis conociendo un poco más.



El nacimiento de un hijo marca un nuevo rumbo en nuestra vida. Un camino de felicidad e ilusión, pero también de miedo y ansiedad. Por ello y otras muchas razones es importante practicar ejercicio una vez recuperadas del parto, tanto para recobrar un buen estado físico, como para combatir el estrés y los bajones de ánimo que ocasiona el post-parto.

El yoga es una práctica ideal para el embarazo y para el post-parto. ¿Por qué?

- Cada clase consta de posturas y estiramientos suaves que se adaptan a cada alumna y a su capacidad.
- Son ejercicios que no te fatigan, ni te cansan. Al contrario, acabas más relajada pero con más energía.
- Fortalecemos la columna vertebral, mejorando de nuevo nuestra postura corporal natural.
- Prevenimos nuevas lesiones y contracturas, mejorando las que ya tenemos.
- Aumentamos nuestra fuerza muscular, flexibilidad y agilidad.
- Al relajarnos combatimos el estrés y la ansiedad frecuente en el pre y post-parto.
- Nuestro carácter se armoniza, equilibrando nuestras emociones y nuestro estado de ánimo.
- No necesitamos separarnos de nuestro bebé para realizar una clase de yoga.
- El vínculo con nuestro bebé se fortalece. Madre e hijo conectan de una manera más intensa.
- Los ejercicios y juegos para el bebé despiertan su curiosidad y trabaja su estimulación.
- También serena el carácter del bebé. Se calman y se relajan muy fácilmente.
- Las mejores posturas de yoga, se adaptan para que las trabajéis juntos, obteniendo ambos todos sus beneficios.




¿Tienes ganas de saber más? A continuación te detallo en un breve resumen el programa de mis clases de YOGA PARA MAMÁS Y BEBÉS:

1. Interiorización en la clase. Breve relajación y conexión con nuestra respiración.
2. Sesión de calentamiento. Estiramientos y ejercicios de gimnasia para mamá y bebé.
3. Sesión de asanas. Selección de posturas de yoga que realizaréis los dos juntos.
4. Masaje y juegos de estimulación para nuestro bebé.
5. Musicoterapia para mamá y bebé.
6. Relajación y visualización sugestiva final.




Neyzan y yo te esperamos para vivir unos momentos especiales y mágicos ¡todos juntos! 
Contáctame para saber más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario