martes, 21 de abril de 2015

Técnicas para trabajar la rabia con niños


Hoy quiero compartir con vosotros una clase especial de yoga en la que trabajo con los niños de entre 3 y 12 años las emociones de “la rabia” y la “la ira”. La verdad que le tengo un especial cariño a esta clase, pues es con la que los niños más han participado. He notado que necesitaban muchas de las cosas que en ellas les enseñé.

Las técnicas que se muestran a continuación no tenéis por qué usarlos en el orden que os doy ni como una clase de yoga. Simplemente podéis coger los ejercicios que creáis necesarios practicar en casa con vuestros hijos o en el aula con vuestros alumnos. 
Algunos son sólo para niños de entre 3 a 6, otros valen para todos. Pero yo prefiero explicarla como una de mis clases de yoga y relajación, porque en realidad es lo que es, y así acerco mi trabajo a otros maestros y familias que me lo han pedido.

Por si no lo sabéis, en realidad en las clases de yoga para niños se trabaja mucho más que una serie de posturas y una relajación final. Cada clase tiene un tema especial en la que se practican técnicas y ejercicios concretos que los niños necesitan para comprender algo y llevarlo a cabo. El principal objetivo siempre es hacer comprender a cada niño lo que pasa dentro de su cuerpo, de su mente y de su corazón (los tres tienen la misma importancia), para saber cómo potenciar sus habilidades a la vez que gestionar sus emociones en momentos difíciles. Se conocen a ellos mismos, y desde ahí es más fácil que también comprendan y respeten a los demás.


En esta ocasión, esta clase que os muestro pretende trabajar con unas de las emociones más habituales en niños, sobre todo en los más pequeños: las rabietas y el enfado. Y por ello quiero empezar aclarando una cosa:

Cuando un niño se enfada los adultos solemos atacar al niño en vez de al enfado. Muchas veces parece que a nosotros mismos nos enfada que ellos se enfaden una y otra vez por las mismas cosas o varias. ¿Y esto no tiene sentido verdad? ¿Cómo nos vamos a enfadar porque un niño se enfada, cuando también nos estamos enfadando nosotros? No tiene sentido pero es habitual que suceda esto, y no nos paramos a pensar en ello lo suficiente. El enfado controla a niño y adulto y todo gira en torno a una espiral de rabietas, gritos, llanto y estrés, mucho estrés.

¿Pero qué pasaría si nos preguntamos lo siguiente?

Nos quejamos de los continuos enfados de un niño pero,


¿Les damos las herramientas adecuadas para que sepan o eviten que su enfado llegue a un nivel alto y más difícil de calmar?

¿Les damos las herramientas suficientes para que un niño sepa reconocer que está enfadado y que desde ahí pueda resolver casi por sí mismo esa situación?

¿Les enseñamos herramientas con las que entiendan que enfadarse no sirve en la mayoría de los casos para algo bueno?


Habrá muchos padres y maestros que sí, pero estoy segura de que la mayoría tiene que responder un ROTUNDO NO a estas 3 preguntas. Bueno, a no ser que entre estas herramientas cuenten los castigos, la silla de pensar, el no comprender su enfado y reprimir sus emociones o el dejar sólo al niño mientras está pasando por una rabieta. ¿Es eso una buena herramienta? Un ROTUNDO NO otra vez.

Es imposible evitar que los niños se enfaden, al igual que es imposible que un adulto se enfade. Lo que es posible, es que le hagamos entender desde que son pequeños que enfadarse en determinados ocasiones es normal, que a todos nos pasa, pero que poco a poco nosotros podemos evitar que el enfade nos controle antes de que hagamos cosas que nos hagan daño a nosotros y a los demás.

Los niños necesitan ejercicios y técnicas para poder manejar su rabia y su ira. Técnicas que sean respetuosas y empáticas hacia ellos y su entorno. 

Dejando que un niño llore sólo ante una rabieta sólo conlleva a que el enfado le controle más, le lleve a un alto estado de estrés y de alerta innecesaria que luego le llevará a estar más cansado e irritado. Y lo peor de esa situación es que lo que el niño ha aprendido es que cuando se enfada, se siente muy mal pero no comprende el por qué, no sabe controlarse y encima su familia tampoco lo entienden y lo ignoran. Piensa que lo que le pasa no es suficiente importante y acaba reprimiendo emociones que a la larga les causarán varios problemas físicos y emocionales.

En definitiva, no podemos pretender que los niños no se enfaden, o lo hagan en menor medida, si no les damos las herramientas suficientes para que sean capaces de controlarse.

No es que no puedan controlar su enfado, ¡es que no saben!

Romper papel es una actividad muy eficaz para eliminar la rabia ¡y muy divertida!


Clase de yoga y relajación con el cuento "VAYA RABIETA” 

1. Canción. Sentados en círculo cantamos “La flor mágica”, para ir conectando con la clase y relajándonos. Aquí tenéis parte de la canción en youtube.


2. Asamblea. Seguimos en círculo y les explico a los niños que vamos a conocer un poco más acerca de “la rabia” y “el enfado”. Les pregunto si saben lo que es una rabieta y si alguna vez han tenido alguna. Aprovecho y les animo a que cada uno de ellos cuente una situación en la que se enfadaron mucho pero muchísimo, o algo por lo que se suelan enfadar muy a menudo.

3.  Imaginándonos esas situaciones ponemos cara de enfadados (si son pequeños), o meditamos unos segundos en silencio acerca de cómo se sienten en esos momentos (si son mayores). ¿Nos sentimos bien enfadados? ¿Conseguimos algo positivo con ello?

4. Nos levantamos y jugamos a “Estatuas y emociones revueltas”. Cada vez que diga “Estatua enfadada” tenemos que quedarnos quietos con cara de enfadado, y así con las demás emociones. Si digo “Estatuas revueltas” todos nos movemos sin parar por todas partes. Este simple ejercicio sirve de calentamiento y hace que los niños relacionen las emociones con su cuerpo y sepan identificarlas. Podemos hacerlos con niños de 3 a 6 años, les encanta.

5. Pequeña sesión de yoga. En este punto practico con los niños unos 20 min. varias asanas de yoga que les ayude a calmarse a la vez que busco el que se fortalezcan y estiren su cuerpo. Suelo hacer algún ejercicio de Yoga Namaskar (Saludo al sol, a la luna, a la estrella…), y luego si son pequeños posturas de animales o si son más mayores las posturas básicas del hatha-yoga.

6. Explico la rabia con un globo. Cuanto más nos enfada algo más nos llenamos de rabia, y les digo que si quieren controlar sus emociones deben poder ser capaces de hacer que su globo se deshinche. Llenamos de aire el globo a la vez que lo llenamos con pensamientos y cosas que nos hacen enfadar. Después les digo que cuando suelten el globo apunten hacia un sitio concreto. ¿Por qué no fueron capaces de dirigir el globo hacia ese punto? Porque la rabia no siempre va hacia donde queremos. Por eso es importante calmarnos a tiempo. 
Lo repetimos y les preguntamos: ¿Qué es lo que hace que el globo hinchado en este momento retenga el aire dentro? ¿Nuestros dedos verdad? Tenemos el control, por tanto si decidimos soltar el globo volará. ¡Lo mismo pasa con el enfado! Si somos capaces de reconocerlo y controlarlo ¡podemos soltarlo también!



7. Les leo el cuento “Vaya Rabieta” y hacemos las actividades. (Grupo de 3 a 6 años).
Mientras se lee el cuento se puede aprovechar para hacer alguna pregunta acerca de cómo se siente el protagonista en ese momento, si entienden por qué se siente así, y si a ellos también les pasa alguna vez.


8. Relajación final. Les pido que se tumben uno a uno boca arriba. Pongo música de relajación y les dirijo hacia su respiración. Si aún las tenemos, les voy quitando las pegatinas rojas una a una, y cuantas más nos quitamos, más relajados estamos. Visualización guiada hacia un lugar agradable.



ACTIVIDADES PARA EL CUENTO “VAYA RABIETA”
9. La caja del enfado. Pensamos en algo que nos enfada mucho y abrimos la caja. ¡¡ES EL ENFADO!! El enfado que hay dentro de la caja lo simbolizo con una tela roja que me pongo encima y se apodera de mí y no me deja ni ver ni pensar con claridad. Cuando tengo encima la tela (el enfado) me choco con los demás, tiro cosas sin querer, estoy confuso al no ver la realidad, como cuando estoy muy enfadado. El que tiene la tela cuando se siente a meditar podrá quitársela. “Cuando meditamos el enfado desaparece”. Este ejercicio que sepáis que funciona con niños pequeños y con mayores si se adapta un poco, comprenden de una manera muy sencilla lo que provoca en ellos y en su alrededor estar enfadado. ¡Probarlo!

10. Rugiendo como leones. Les digo que vuelvan a concienciarse con el enfado. Sentimos como una cosa va subiendo por nuestro estómago hacia nuestra garganta, nos ponemos rojos como en el cuento y hacemos la postura del león para soltar un enorme rugido. Lo repetimos pero esta vez sentimos de nuevo el enfado que sube de nuestra barriga hacia la garganta, y como somos conscientes de que ese enfado está dentro de nosotros nos hacemos fuertes y valientes para soltarlo por nuestra boca al rugir como leones. ¡Qué alivio! Funciona muy bien con los niños de 3 a 6 años, pero ¡alivia a cualquier persona!.
11. Estar enfadado es un caos. Todos estamos tan enfadados como Roberto (el protagonista del cuento). Les pongo pegatinas rojas por la cara y nos movemos por la clase cogidos de la tela roja del enfado revolviendo toda la clase o habitación. Echamos cosas encima de la tela y vemos como se desordena todo.

- Ahora pido silencio y nos quedamos quietos. Vemos como ha quedado la clase. ¿Está bonita? ¿Se puede jugar igual de bien ahora que está tan desordenada? ¿No es mejor saber calmarnos antes de dejar que el enfado nos controle? ¡Por supuesto! Lo entienden enseguida. Ya tranquilos ordenamos la clase o habitación para poder relajarnos más cómodos.

                  
TÉCNICAS PARA CALMAR EL ENFADO
12. La respiración. Por supuesto es la herramienta número uno que habría que enseñarle a los niños desde muy pequeños. Quien controla su respiración controla su vida dicen, y estoy convencida de que es verdad. Por tanto, lo primero que debe hacer un niño o adulto para controlar su enfado es controlar su respiración.
- Idea para el cuento: En la postura de “la flor mágica” (de meditación), o tumbados boca arriba, contamos hasta 10 muy lentamente y bajito. Practicamos la respiración abdominal, nos relajamos, y yo voy metiendo de nuevo la tela en la caja. ¡El enfado va desapareciendo cuando nos calmamos con la respiración!.

13. Soltando la rabia a través de un objeto. Cuando estamos enfadados nos entran ganas de tirar cosas, y los niños muchas veces lo hacen por necesidad o sin querer y nos enfadamos más con ellos. Todo es más fácil si les aportamos un objeto al que sí puedan golpear o tirar sin que se rompa para que cada vez que se enfaden suelten su ira con él. Puede ser pegando fuerte con un cojín el suelo o tirándolo lejos, con un peluche, golpeado una bola de plastilina, o si estamos al aire libre tirar unas piedras lejos ayuda muchísimo.

14. Saltar. Pensaréis que es una tontería pero saltar es una buena actividad para minimizar el enfado cuando el niño es consciente de él. Les encanta que les digas que para ayudarle a superar el enfado irás saltando con él hasta otra parte de la clase o casa, acabáis dándoos un abrazo, y ¡no os olvidéis de barrer los restos del enfado del suelo para tirarlo a la basura!. Funciona muy bien cuando el niño siente que está empezando a enfadarse con algo.
15. Garabato del enfado. Cogemos un papel y una cera o algo para dibujar. Les explico al niño/a que mientras pensamos en el enfado vamos a empezar a hacer un garabato muy rápido y fuerte (que sean pinturas que no se rompan fácilmente), sin sentido, mientras gritamos fuerte para que nuestro enfado salga de nosotros hacia el dibujo. Cuando acabemos cogeremos el papel y lo romperemos en pedazos para que la última pizca de rabia que quedaba se nos quite. ¡Qué liberación! Es de sus favoritos.

16. Dibujar y escribir. Estas dos actividades tan habituales nos ayudan mucho a prevenir que un enfade acabo estallando. Funciona con todos, con niños pequeños, mayores y adultos. Podemos dibujar algo en concreto que nos apetezca en ese momento, o hacer algo libre y abstracto que sintamos. Y si son niños mayores, ayudarles a escribir como se sienten es realmente terapéutico. Liberan a través de las palabras escritas mucha rabia e ira, y les hace controlar mejor la situación antes de que les desborde. Podemos darle la opción de romper el enfado y hasta quemarlo sin son muy mayores bajo nuestra vigilancia, para que crean realmente que al romperlo o quemarlo el enfado desaparece.
17. Mandalas. Ya hemos hablado de dibujar, pero dibujar mandalas es algo diferente. Podemos darle a un niño/a un mandala vacío en el que expresen su enfado, o uno con formas para que simplemente lo coloreen y se relajen. Dibujar mandalas tiene múltiples beneficios, y entre ellos está combatir el enfado y la rabia. Déjales que elijan si prefieren crear uno libre o colorear uno, y explícales que sientan como todo su enfado y sus emociones negativas se están pasando al mandala.

18. La mesa de la paz. La mesa de la paz es un recurso muy útil para que gestionar el conflicto y enfado de un niño de manera respetuosa. Pienso que todas las casas y todas las escuelas deberían de tenerla, en vez de la silla de pensar. Tienes más información en este post: Mesa de la paz en yoga.

18. Reflexión. Al acabar todas las actividades, antes de la relajación nos sentamos en círculo y les pregunto: ¿Os acordáis de cómo era de grande la rabieta al principio? “Si respiramos profundo cuando sintamos eso que nos sube por el estómago mirad que pequeñita se vuelve” Depende de la edad se les explicará de una manera, y les preguntamos que les han parecido las actividades y como se han sentido haciéndolas.¡Reflexionar dicen que es de sabios!

¿Os han gustado las ideas?
Si es así ayudadme a acercar mi trabajo compartiendo el post.
¡Y no olvidéis de contarme vuestras experiencias!

Mamá. Profesora de yoga y relajación, especializada en niños y familias. 
Monitora de Nidra-yoga e instructora de Mindfulness.
Terapeuta emocional y formadora de la Pedagogía Blanca.

yaiyoga@hotmail.es / www.yaiyoga.es


64 comentarios:

  1. Me encanta tu propuesta Yaiza!! La voy a probar con mis niños en clase con tu permiso.
    Que bueno poder enseñarles ya desde pequeñitos a identificar y gestionar la emoción "Enfado".
    Gracias por compartir!! Tu generosidad es un ejemplo!
    María Cervera (Adi Shanti Devi)

    ResponderEliminar
  2. Unas clases estupendas para trabajar el enfado :)
    Me ha encantado, lo pondré en práctica.
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  3. Me parece extraordinario que nos hallas explicado tan bien la estructura de la clase. Estoy estudiando cómo hacerlo con mis hijos y este es un magnifico ejemplo, así que ya estoy elaborando mi propio guión adaptado, gracias a tu propuesta.
    Me encantaría ver más entradas de este tipo, pues creo que así nos ayudas a muchas personas a poder compartir esta maravilla con nuestros pequeños.
    Una generosidad inmensa, lo que te hace muy grande.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, espero ser capaz de llevar a cabo estas ideas con mi hijo, porque,a veces, esto funciona mejor en clases que individualmente...y el libro ya le estoy buscando! mil gracias

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena Yaiza!! Una gran entrada con cantidad de recursos útiles y tan bien explicada que me llevaría hasta un guión a clase para contarlo igual que tú...jejejeje. Muchas gracias por compartir y animarnos a todos a trabajar con esta emoción.
    Por si te interesa, te dejo algunos enlaces de mi blog sobre el trabajo emocional y algunos proyectos llevados a cabo. Un saludo.
    PROYECTO: UN MAR DE EMOCIÓNS: http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/search/label/EMOCIONES
    PROYECTO. DESCUBRIENDO EMOCIONES: http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/search/label/DESCUBRIENDO%20EMOCIONES
    EMOCIONES:
    http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/search/label/EMOCIONES

    ResponderEliminar
  6. LA VERDAD EXELENTES METODOS PARA AYUDAR A LOS HIJOS, LO VOY A PONER EN PRACTICA ¡¡¡GRACIAS

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho!!! Mi hija aun no tiene los 3 años pero ya buscamos algo a lo que golpear cuando está enfadada y ponemos nombre a esos sentimientos. Me han encantado las opciones y me guardo el post para revisarlo y practicarlo.
    Muchas gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
  8. Mi hijo tiene un carácter fuerte, y se enoja cuando lo pasan a llevar o con los video juegos con las injusticias, y para controlarlo siempre le digo que respire... respira.. le digo... profundo... respira y le sirve harto, nunca ha tenido problemas de agresividad ni nada de eso, además practicamos ambos artes marciales donde liberamos nuestra agresividad y frustraciones, autocontrol, pero yo por ejemplo ocupó mucho lo de escribir, siempre, mantener un diario de vida para decirme la verdad a mi misma y desahogarme y además... mi hijo a pintado mándalas y todo eso.. pero me gustó mucho eso... de que cuando lo vea ya muy enojado... y lo mando a respirar y le paso un mándala... es una muy buena idea, porque además así se distrae y ya no piensa más en el tema, y se le pasa el enojo...generalmente lo saco de la situación para que piense en otra cosa... pero me parecen geniales tus consejos!! gracias!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu generosidad al compartir estos consejos, cuando lo vi en la pagina de un amigo que lo publico, me llamo la atencio, empezando a leer reconoci a mi hijo menor que tiene un caracter fuerte y a mi misma!...Los voy a poner en practica. Humildemente gracias. Deseo muchos exitos y sabiduria a tu persona.

    ResponderEliminar
  10. Esta buenísimo, justo ahora estoy practicando esta emoción con mis pequeños en el jardín donde les hago yoga, y me haz dado muy buenas ideas.. muchas gracias.
    Mucha luz.
    Prem

    ResponderEliminar
  11. Fantástico trabajo, muchas gracias por compartirlo, las sesiones de yoga que hago con mis alumnos en el colegio ahora serán mucho mas ricas.

    ResponderEliminar
  12. Es muy muy lindo. Pero no se como aplicarlo con un niño de dos años enfadado y que no quiere escuchar ni hacer nada mas que rabiar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que la idea es practicarlo cuando los niños están tranquilos para que ya sepan qué hacer cuando llegue el momento del enfado. Saludos.

      Eliminar
  13. Fantastico trabajo,me encanta el yoga...

    ResponderEliminar
  14. Gracias excelente consejo, más aún para me de es primeriza

    ResponderEliminar
  15. Excelente artículo. Muchas gracias por compartir esta herramienta tan útil y necesaria la cual nos ayuda a pasar de un momento de estrés a otro positivo, de paz. Realmente necesitaba una orientación en esto.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por compartir!! excelente artículo. Quisiera saber dónde conseguir el cuento que mencionas?? Soy de Argentina Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por compartir tu maravilloso trabajo!

    ResponderEliminar
  18. Me encantó....
    Práctica y sencillas de implementar
    Muchas gracias por compartir tu conocimiento

    ResponderEliminar
  19. Me encanto la idea creo que lo voy a practicar con mis hijos de 3,8y12 años porq alta falta que nos hace gracias por compartir algo que nos puede servir a muchos

    ResponderEliminar
  20. Me fascinó. Millón de gracias. Lo compartiré.

    ResponderEliminar
  21. me encanta, me encantaaa lo voy a adoptar si me permitis trabajo en yoga para niños soy profesora de yoga ,me alegro haberta econtrago GRACIAS!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola, soy de chile. Queria contarte que despues de leer tu nota, decidi que voy a
    Comenzar a aplicar lo que mas pueda con mi hija de casi 3 años. Yo ( segun tu nota erroneamente) mantengo una silla del castigo ya que seguia a una psicologa infantil quien postula que la silla del castigo es infalible y en cierto punto tiene razon. Es decir, mi hija cuando se auto sienta en la silla del castigo por que hizo algo malo, luego de terminar el castigo se baja y esta calmada y ordena o pide disculpas. Pero ahora que veo tu nota, pienso que claramente seria mucho mejor la propuesta de la mesa de la paz.. Porque a pesar de que el 90% del tiempo reacciona bien a la silla del castigo, irremediablemente puede que le cause una rabia y conflicto interno que aun yo no noto y eso si me preocupa. Aplicare los que mas pueda. Gracias por compartir! Saludos desde chile :)

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias por compartir estás herramientas tan ricas !
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  24. Hola simplemente agradecerte porque es una de las temàticas màs recurrentes en los centros de educaciòn inicial, actualmente me desempeño como Psicóloga y es una de las demandas que plantean los docentes, muy sencilla y accesible para trabajar con los más pequeños, nuevamente reiterarte las gracias desde Montevideo-Uruguay. namasté

    ResponderEliminar
  25. Jannelle Villacorta16 de mayo de 2015, 18:31

    Hola, soy docente de educación especial, es muy interesante tu técnica educativa, gracias por tu aportación, lo aplicaré con mis jovencitosy con mi hijito de once años de edad

    ResponderEliminar
  26. Me encantó tu trabajo. Sería muy positivo que talleres de este tipo se implementaran en los colegios, en todos los niveles. Te felicito

    ResponderEliminar
  27. Muy buen trabajo, hermoso y muy generoso de tu parte compartirlo

    ResponderEliminar
  28. No sé como llegué a esta pagina pero es lo que necesito... te cuento un poco, soy profesora del aula de 5 años, todas son niñas pero tengo una niña que hasta ahora ningun psicologo da exactamente con lo que tiene, pero constantemente hace rabietas y tiene mucha rabia e ira contenida, "explota" con facilidad... estoy leyendo tu propuesta y me parece genial, creo que me ayudará mucho poder hacerla en mi aula, no solo para ayudar a esta niña sino también a todas mis niñas...Gracias por tu aporte :)

    ResponderEliminar
  29. Esta buenisimo, gracias Yaiza!!!...lo que yo hacia en e jardín comunitario era invitar al niño a salir al patio y correr, chutear el suelo o saltar y luego que ya se liberaba la mayor carga a veces le preguntaba que le había enojado y siempre terminábamos haciendo un hoyo en la tierra y poniendo las manos sobre ella mientras yo le contaba que la tierra es mágica y transforma la rabia. se la lleva y la convierte en amor que hace florecer plantas etc

    ResponderEliminar
  30. Eesta super genial. Gracias por tus aporte

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado. Intentarè probar algunas cosas. Lo mejor: la mesa de la paz y el juego del globo. Un besazo y mil gracias

    ResponderEliminar
  32. Me ha encantado. Intentarè probar algunas cosas. Lo mejor: la mesa de la paz y el juego del globo. Un besazo y mil gracias

    ResponderEliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. Genial post y completísimo. Me declaro fan de tu página. Trabajo en Arte para niños y la meditación, el yoga y el aprendizaje en gestión de emociones es totalmente complementario y necesario en este campo y en todos, creo yo. Muchas gracias y Namasté!

    ResponderEliminar
  35. Gracias por tan buen material para mi es espectacular ya que trabajo con niños iperactivos y tambien alumnos/as muy pasivas este año lo pondre en practica.me encantaria tener mas material disponible me encanta el trabajo con telas, mascaras pelotas y otros materiales.
    muchas gracias por compartir tu trabajo.Los niños/as te lo agradeceran.
    Un abrazo y muchas bendiciones para ti.
    Irlanda Baeza B.

    ResponderEliminar
  36. HOLA. ESTOY PLANIFICANDO UN PROYECTO DE GESTIÓN DE EMOCIONES PARA MIS ALUMNOS DE PRIMER GRADO... TU PÁGINA ME HA DADO BUENAS IDEAS... Y TAMBIÉN PARA MI NIÑA DE 8 AÑOS QUE ES BASTANTE ENOJONA... GRACIAS POR COMPARTIR

    ResponderEliminar
  37. Hola, me encanta tu trabajo. Vivo en Italia, y tengo el cuento de Vaya Rabieta y estaba pensando adecuarlo para unas Escuelas de Padres que estoy preparando. Te va bien si te medio copio y adapto para los papas alguna de las actividades que has hecho? Enhorabuena por tu trabajo, muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  38. Gracias, voy a intentarlo, el caso de mi hijo es un poco diferente, es super bueno , obediente, gracioso, pero cuando pierde en cualquier juego , su reacción es romper o pegar , todo pasa en unos segundos, de hecho cuando lanza un objeto antes de que caiga ya está pidiendo `perdón, es sólo el pronto , pero un pronto muy malo te tira lo primero que pilla y dónde te pille y él mismo dice llorando me quiero controlar pero no puedo...

    ResponderEliminar
  39. Gracias, voy a intentarlo, el caso de mi hijo es un poco diferente, es super bueno , obediente, gracioso, pero cuando pierde en cualquier juego , su reacción es romper o pegar , todo pasa en unos segundos, de hecho cuando lanza un objeto antes de que caiga ya está pidiendo `perdón, es sólo el pronto , pero un pronto muy malo te tira lo primero que pilla y dónde te pille y él mismo dice llorando me quiero controlar pero no puedo...

    ResponderEliminar
  40. Genial! Lo pondré en práctica con mis hijas y conmigo misma. Gracias por compartir 😙

    ResponderEliminar
  41. Te agradezco por compartir la dinámica del globo. Que la vida te colme de Luz.

    ResponderEliminar
  42. Trabajo con niños y niñas Asperger y creo que lo usaré en mi terapia grupal. Justo hoy un niño me decia: hay talleres para no enojarse? Le servirá esto que propones.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  43. excelente! lo pondré en practica con mis peques!! gracias por compartir esto tan útil.

    ResponderEliminar
  44. Muy interesantes tur propuestas. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  45. hola sabes yo tengo un niño en mi salon que lanza cosas patea cosas cuandose enfada porqur se le llama la atención rompe los cuadernos las hijas de lecciones cuando se saca malas notas.Aveces no se ?????' como guiarlo se como guiarlo. A veces agredido a sus compañeros . Pondre en practica tus consejos para ver como me va gracias.

    ResponderEliminar
  46. La verdad que su propuesta en una ventana a mi realidad, trabajo con niños pequeños, y la verdad que son muy difíciles. Voy a poner en practica lo que he aprendido, y estoy mas que segura, que lo voy a lograr

    ResponderEliminar
  47. Me han encantado tus propuestas. Las pondré en práctica con mis alumnos, seguro que les gustan mucho todas estas actividades y también les servirán de ayuda a las familias.

    ResponderEliminar
  48. Muchísimas gracias por estas propuestas tan claras y prácticas! Eres muy generosa al compartir.
    Lo pondré en un post en el blog para padres de mi colegio.

    ResponderEliminar
  49. muy buenas técnicas, que debemos practicarlas en nuestros hijos

    ResponderEliminar
  50. Excelente tu clase lo colocaré en práctica con mi hija tiene 4 años y un carácter fuerte se enoja por todo, lo importante es que a ella le gusta las actividades que le propongo así que probaré esta del enfado no había hecho nada al respecto con ella se qu que lo disfrutara y pronto te cuento gracias y felicitaciones

    ResponderEliminar
  51. Felicidades por tu propuesta! Trabajo de forma muy parecida y me encanta saber que hay más profesionales que también saben manejar la rabia y el enfado :). Te invito a conocer mi cuento para trabajar las emociones ¿Dónde están los colores? Te encantará y te ayudará mucho en tus talleres. Tiene una página en fcbk con el mismo nombre y allí también podrás localizar mucha información sobre emociones.un saludo

    ResponderEliminar
  52. Me encanto la clase, la voy a practicar con mis alumnitos, estupenda!
    Gracias!

    ResponderEliminar
  53. Me encantó!! Voy a ponerla en práctica con mis alumnos y con mi hijo! Gracias

    ResponderEliminar