Categoría: Uncategorized

La caja mágica de la calma

Hoy os traigo un post muy especial, pues os presento un material que me encanta para trabajar con niños y niñas: La caja mágica de la calma, creado por Hippy Kids Yoga. 

En la caja vienen una serie de herramientas para trabajar en la infancia técnicas de yoga, de respiración y de mindfulness. El material seleccionado está muy bien pensado y elegido, se nota que está hecha con mucho cariño y tiempo. Me ha encantado el mimo que le han puesto incluso a la parte del diseño y lo bien que viene todo envuelto y explicado. 

Siempre digo que uno de los objetivos de practicar yoga y relajación con niñas y niños, debería ser que ellos mismos puedan practicarlo en su entorno habitual, con su familia, e incluso en sus escuelas. Este material facilita este trabajo a las familias y educadoras/es que quieran practicarlo juntos, y sus accesorios además motivan a ello. Vuelven la práctica agradable y divertida, ¡eso es lo más importante!

Aunque está recomendada a partir de 4 años, a mi hijo de 3 años le ha encantado, y hay varias herramientas que usa perfectamente. Le emocionó muchísimo el ver que la caja era para él, y el abrirla sacando cada accesorio era una sorpresa constante. Él mismo fue dándole su uso e invitándome a practicar con él. Incluso eligió el material que quería dejar un tiempo en su espacio de la calma. Solo viendo lo que Neyzan recurre a ella, os la recomiendo al 100%.

Incluso a la hora de mostrarla en mis formaciones y usarla en mis clases de yoga infantil y en familia me es un recurso muy valioso. Desde luego, hace falta más materiales como este. ¡Muchísimas gracias Delia por hacer un trabajo tan bonito y enriquecedor! Ya sabes que tienes mi enhorabuena.


La caja mágica de la calma se describe así de bien:

Soy la Caja Mágica de la Calma, dentro de mí encontrarás objetos, juegos, actividades y consejos que ayudan a los niños y niñas a estar en calma, sentir su respiración, reducir el estrés, desarrollar la atención y concentración y conseguir sentirse muuuuuy bien!

Los productos y prácticas del interior están recomendadas para niños y niñas a partir de 4 años, siempre en compañía de un adulto. Juntos experimentaréis momentos súper especiales!!  

Producto: 

· Hecho con el corazón 

· Envase reciclado 

· Porcentaje destinado a causas solidarias 

· Ayuda y favorece la salud y el bienestar 

· 100% Happy

En ella podréis encontrar los siguientes materiales:
– Soplador de bola mágica- Varita mágica de la calma- Pelota antiestrés- Mi cuaderno de Mindfulness- Ranita para respirar- Libro de mandalas para colorear- Juego de cartas mágicas de Yoga (incluye 12 cartas ilustradas, 4 ejemplos de juegos, 6 prácticas de respiración y 1 meditación guiada)- Plantilla ruleta de la emociones- Comecoco Yogui- Más consejos, ejemplos de actividades y 8 prácticas…

De momento lo que más uso de la caja son las cartas. Tanto con mi hijo como con mis miniyoguis, siempre son un recurso estupendo para las asanas y otras dinámicas. Con ellas podemos simplemente practicar las posturas de la baraja, o incluso contar historias en movimiento o hacer juegos de memoria según las que nos vayan tocando. ¡No hay límites!

A Neyzan lo que más le ha gustado ha sido el soplador para practicar precisamente el soplo, la exhalación del aire. Es ideal para niños y niñas de su edad e incluso de 2 años. Y este me ha fascinado por ser de madera. ¡La pelota vuela muy alto!

Otra de las herramientas estrella es la varita mágica. La podemos usar como alternativa a la botella de la calma, de la que ya os hablé aquí. Los más pequeños se quedan absortos observándola, moviéndola y dándoles la vuelta a cada rato. Me parece que tiene el tamaño perfecto para mantener el tiempo preciso (ni muy corto ni muy largo) la atención a las estrellas y al líquido verde que se va moviendo en su interior. Para mi gusto es el material de la caja que más me ha cautivado. Neyzan los primeros días (y aun hay momentos) que no la deja ni para dormir. Lo que más hace con ella es usarla como varita mágica para convertirnos en animales e imitarlos a través de las posturas y sus sonidos. 

Otro de los accesorios que también usa mucho es la rueda de las emociones. Para mi sorpresa la ha colocado de primera en el espacio de la calma, del que os hablo aquí. Me parece de vital importancia que todo hogar y toda aula tenga una rueda o un poster con las emociones, para que los niños y niñas puedan marcar como se sienten e ir naturalizando el proceso de tomar conciencia de cada una. Neyzan cuando no tiene ganas de hablarme o de contarme, simplemente va a la rueda y marca la casilla de “enfado” o “triste” y me avisa. A partir de ahí, al haber dado ese paso tan sencillo y difícil a la vez, se abre más y ya podemos ir poniéndole más palabras a la situación. Me parece un material totalmente imprescindible.

La ranita para respirar nos ayuda a practicar la respiración abdominal consciente de manera divertida.  Cuando el niño/a inhala el aire por la nariz, el abdomen se expande hacia fuera y observan y sienten como la rana sube sobre su tripa. Cuando sueltan el aire el abdomen desciende y la sienten bajar. Además tiene un tacto muy agradable, y ayuda al igual que la pelota de la calma, a calmarnos a través de su tacto y textura. Neyzan hace unos días ha encontrado unas ranas bebés parecidas a esta y ahora es toda una familia de ranas las que le ayudan a respirar. 

El libro de mandalas para colorear y el cuaderno de mindfulness decidimos entre los dos que los guardaríamos para más adelante, eso sí, después de colorear un poco en ambos. Son dos recursos que tampoco deben faltar para trabajar la atención plena.

Aceites esenciales de grado terapéutico para las aulas

Hoy os traigo un post que muchas me llevabais tiempo pidiendo, y creo que hace bastante falta. Con el comienzo de la escuela, es bueno tener a nuestro alcance ayudas para apoyar a niños y adolescentes en esta etapa. Ayudarles con la adaptación, sobre todo de los más pequeños,  la concentración, la energía o el estrés, se hacen esenciales en todas las edades. Incluso para los propios educadores y familias. Así que hoy os voy a hablar sobre una de esas ayudas que tanto bien pueden hacer en las aulas (y fuera de ellas): la magia de la aromaterapia, los aceites esenciales de grado terapéutico.
Hace tiempo que conocí la aromaterapia, pero no fue hasta hace dos años, cuando experimenté los aceites de grado terapéutico de Young Living, líder mundial en aceites esenciales, cuando comprobé sus beneficios en mí misma, cuando me enamoraron, cuando cambiaron mi vida, la de mi familia, y la de mis alumnos. Y desde ese día, siempre vienen conmigo a todas partes. Han sido uno de los tantos regalos que la formación de Om Shree Om y mi querida maestra Christine McArdle Oquendo, me han dado.
Pero, ¿qué es eso de la aromaterapia? Primero hay que saber que los aceites esenciales son algo más que frascos con ricos aromas. En realidad, cada aceite es el extracto de una planta con grandes propiedades para nuestra salud. La naturaleza nos ofrece las múltiples cualidades y poderes de las plantas, para que, de forma natural y respetuosa, podamos disfrutar de sus beneficios físicos, mentales y emocionales. Actúan en nuestro organismo de manera rápida y eficaz, y esto se debe a que el olfato está directamente ligado al cerebro. Los aceites esenciales no sólo logran curar, si no que consiguen reforzar nuestras defensas naturales y son una gran herramienta de equilibrio para el ser integral de niños y adultos.
Os podría contar bastantes experiencias con ellos, pues como muchos sabéis, desde que los probé conmigo, y especialmente con mi hijo y con mis alumnos en yoga (niños y adultos), me he hecho distribuidora y me encanta recomendar sus usos “mágicos”. Pero hoy quiero hablaros de los beneficios especiales que tienen para alumnos y educadores. 
El uso de los aceites de Young living en las aulas puede ayudar a crear un ambiente más tranquilo y agradable que favorece la calma, el aprendizaje y el ánimo de toda la clase. Los más conocidos serán los que ayuden a disminuir el estrés ante un examen, o los que potencien la capacidad de atención y enfoque para el estudio. Pero también es bueno conocer otros aceites que nos puedan sacar de apuros cuando un niño se cae, se hace una herida, si le duele la garganta, etc. Incluso los hay para limpiar y desinfectar, tanto el material como el ambiente, de agentes patógenos, malos olores, etc.

Pero algo que me encanta de los aceites Young Living, es que tienen cantidad de mezclas concretas, muy potentes y muy estudiadas. Mezclas incluso para situaciones de gestión emocional, que no suelen relacionarse con la aromaterapia, pero en realidad, son una vía eficaz y rápida para el encuentro y la sana gestión de nuestro mundo interior. Hay mezclas especiales para el estrés o la ansiedad, otras para traumas o fobias, para el miedo, para subir el ánimo y la alegría, para la baja autoestima, para la depresión, hasta para potenciar la creatividad. Los aceites nos abren la puerta al mundo sutil interior de las personas, y nos ayudan a conectar con él, a tratarnos con amor y amabalidad.
Puedes ir creando tu botiquín de aceites poco a poco, para ir probando, os aseguro que duran un montón, puesto que en el aula como más los usaréis serán diluidos en agua, para difundir por el aire a través de un bote de cristal que pulverice, o mucho mejor, de un difusor. Yo rocío a mis peques (y no tan peques) con “la lluvia mágica”, y sus caras de felicidad lo dicen todo. Les cambia el ánimo en segundos, a mejor claro.
Sus poderes curativos a través sólo de su olor, están científicamente comprobados que tienen un impacto positivo y directo en nuestro organismo. Pero también son para uso cutáneo (siempre y cuando sean de grado terapéutico). Con ello al trabajar con niños, hay que tener más precaución. Es bueno avisar a las familias de su uso en clase, aunque no suele haber problemas. Y es que, si hay un gran punto a favor de ellos, es que no tienen efectos secundarios, hay muchos aceites esenciales totalmente inocuos para aplicar a bebés y a niños, con ciertas indicaciones. Aun así, para uso tópico hay que tener en cuenta dos cosas importantes:
– Siempre es mejor mezclarlos con un aceite vegetal ecológico, como el de almendra o el de coco, (así durarán más) para evitar posibles problemas de sensibilidad de la piel del niño. Por ello es bueno una vez creada la mezcla, probarlos primero en zonas como las muñecas, las plantas de los pies o detrás de las orejas.
– Y como todo, informarse mejor acerca de ellos si nos animamos a que entren en nuestras vidas, y en nuestras escuelas. Información importante como que hay aceites que no podemos aplicarnos si nos va a dar el sol, como la lavanda o los cítricos; aceites que pueden ser más sensibles a la piel, como el orégano, la canela, la mezcla thieves… Siempre insisto lo mismo, la información es poder.

Y es justamente por esto, por lo que ya sólo aconsejo aceites esenciales de Young living, por su GRAN calidad, por el GRAN cuidado del proceso del aceite, desde la semilla y el cultivo ecológico de la planta, hasta el proceso de su destilación y su testaje. Por ello sé por experiencia que es mínimo el riesgo de sensibilidad o alergia al producto. 
Os recuerdo que el uso de aceites esenciales de baja calidad, para el uso terapéutico y medicinal, es peligroso y puede resultar hasta tóxico para el organismo. Y además, al no haber un real control en el etiquetado, muchos de los aceites que te encontrarás a la venta, se etiquetan con 100% ingrediente puro, cuando no es cierto. Simplemente informo. Y la diferencia si pruebas entre varios (como yo misma comprobé), es enorme. Si quieres saber más, te invito a leer la historia de Young living.

KIT ESENCIAL DE ACEITES ESENCIALES PARA TU AULA
Ahora te cuento, según lo que voy aprendiendo y mi experiencia con niños, cuáles son los mejores aceites para su uso en el aula, y por supuesto, es lo mismo para el hogar. 
Menta. El aceite de menta es de los más conocidos de Young living. Es de los mejores para lograr despertar, para aumentar la energía o para aclarar y enfocar la mente (menta-mente). Por ello, se hace vital su uso para difundirlo en el aula (para inhalar) al inicio de la jornada escolar y durante momentos donde la atención sea mayor: a primera hora para despertar, para concentrarse mejor en una clase muy teórica, durante un examen, en el aula o en casa para estudiar y hacer los deberes con mayor enfoque y rendimiento, etc.
Un estudio confirmó que los estudiantes que respiraron aceite esencial de menta antes de un examen, obtuvieron un 28% más de aprobados que los que no lo hicieron, pues demostraron que aumenta la actividad mental y la concentración.

Pero además, el aceite de menta es esencial en el botiquín de cualquier persona, pues es muy bueno para aliviar los dolores de cabeza tensionales y las migrañas, en pocos minutos. Lo mismo para los dolores de estómago, acidez y mala digestión, naúseas o mareos. Para golpes y dolores de espalda o musculares. Si un niño se cae, aplicarle menta (en herida no abierta) previene moratón, le calma el dolor y acelera su sanación. Para problemas respiratorios, descongestiona (abre las vías respiratorias al instante, sólo inhalando), alivia la sinusitis, disminuye el moco, baja la fiebre al poco tiempo… ¿Casi nada eh?

Se puede usar por vía tópica, (con niños mejor diluido en aceite vegetal) directamente en el golpe o dolor muscular, en el pecho para afecciones respiratorias, o en las plantas de los pies. Sobre las sienes y frente para dolores de cabeza (lejos de los ojos, es muy concentrado y pueden picar al principio) o para mayor claridad y atención mental. 

     Yo reconozco EN ALTO, que en mi casa y en mi trabajo, ¡ya no vivimos sin menta!

Lavanda. Otro de los aceites estrella, de los mejores para su uso con bebés y niños. Sus efectos son altamente calmantes, pues estudios afirman que aumentan las ondas beta en el cerebro, lo que será síntoma de un mayor nivel de relajación.  Al reducir los niveles de estrés, es ideal su uso antes y durante un examen, en la presentación de un trabajo oral, una obra de teatro, el inicio de las clases, etc. Incluso si existe tensión, preocupaciones, ansiedad, hiperactividad o insomnio, ayudará en gran medida a combatirlos. Su combinación con la menta es ideal justamente para mejorar el rendimiento escolar. 
A su vez, es imprescindible en nuestro kit de primeros auxilios, por su gran poder calmante para la piel. Ayuda a sanar heridas abiertas, pues es un gran cicatrizante, a la vez que ayuda a limpiar y desinfectarla. Calma y sana las picaduras de insectos, la irritación de la piel y las quemaduras, incluso las solares, puesto que ayuda a regenerar la piel. Alivia y combate las alergias, es un antihistamínico y anti-inflamatorio natural.

Para los problemas de piel en niños puedes hacer la mezcla con el aceite vegetal, pero para cortes, heridas, quemaduras leves y picaduras se recomienda su uso directo, una gota 3-4 veces al día. Para estrés, nerviosismo, hiperactividad, insomnio… se puede aplicar en la planta de los pies, difundir en el aire o si es para ayudar a dormir, una gotita de lavanda frotando la almohada.

    Stress away. Este es de mis favoritos, su fragancia te cautivará. Es una mezcla única de Young Living, formada de varios aceites como la lavanda, la lima, la vainilla, la copaiba… Está creada para combatir el estrés, por lo que se hace vital en esta lista. Para los niños pequeños que les está costando la adaptación al colegio, o a los mayores el cambio de infantil a primaria, a secundaria, etc, les ayuda especialmente a calmarse y a sentirse bien. Lo mismo para los estudio, deberes y los exámenes, pues reduce la rigidez mental a la vez que induce a la relajación. Para adolescentes incluso a los que les cuesta dormir en etapas fuertes de estudio, es de los mejores para inducir un sueño más reparador. Y es bueno tanto para evitar futuras tensiones, como para niños/adolescentes que estén pasando por momentos de mucha agitación y ansiedad.

     En general, es un aceite que mejora enormemente la salud mental de todos. Así que se convierte en un aceite fundamental tanto para que los educadores usen en el aula, creando un ambiente más sereno y tranquilo, como para las familias que quieran aliviar los síntomas de estrés en sus hijos. Que por cierto, me encanta recordar, que una buena forma de aliviar el estrés en los niños, es que los adultos también luchemos contra nuestro propio estrés, que es mucho (el conflicto del niño siempre es el reflejo del problema del adulto), así que, profes, mamás, papás, abuelos… ¡Este es vuestro aceite!

Podéis usarlo vía tópica sobre las muñecas o detrás de las orejas, o bien difundirlo por el aire durante una hora.


Limón, mandarina y naranja. Los cítricos son los aceites antidepresivos más conocidos, ayudan a elevar el ánimo y la energía, entre otros muchos beneficios.  
     El aceite de limón revitaliza, aporta energía y por ello es otra gran ayuda para la hora del estudio, por su poder para concentrarse y despertar la mente.También eleva el ánimo, combate el cansacio mental y la fatiga, y además favorece el equilibrio emocional y mental. Todo ello lo hace esencial para difundir en el aula, y al mismo tiempo, por sus propiedades antisépticas, limpiamos el ambiente, previniendo y combatiendo la propagación de gérmenes en el aire, en un alto porcentaje.–  
     La naranja, es otro revitalizante, aporta mucha alegría, con la diferencia de que al mismo tiempo conduce a la calma y a la tranquilidad. Es un aceite que aportará a nuestra mente felicidad y paz. Su mezcla con la lavanda es ideal para calmar el ambiente en el aula u hogar. 

La mandarina es otro aceite ideal para usar con bebés y niños, de los más seguros junto a la lavanda. Entre sus beneficios están calmar la ansiedad, mejorar los problemas de sueño y además es otro gran elevador del espíritu. A los niños les aportará seguridad, confianza, felicidad y calma.

     Estos tres aceites son ideales para usar con niños a través del aire, de un difusor. Su uso a través de la piel vamos a evitarlos, entre otras muchas cosas, porque de día el contacto con el aceite en la piel y el sol puede provocar quemaduras. Y si no controlamos mucho de aceites, a través de su olor ya nos beneficiaremos muchísimo de ellos.

* Existe una mezcla de Young Living que contiene estos 3 cítricos y algunos más, y que los niños adoran. En mis clases de yoga es el que más me piden. Os hablo de Citrus Fresh, un poderoso aceite que reune todos los beneficios mencionados anteriormente con el limón, la naranja y la mandarina. Está hecha especialmente para relajar y calmar, y su vez, aumenta la alegría, potencia la creatividad y crea una sensación de bienestar. Si os animáis con los cítricos, os recomiendo este aceite sin duda. 

    Purification. Esta mezcla de aceite también es genial tener a mano en la escuela y el hogar. Principalmente por su función antiséptica, que ayuda a limpiar el aire de agentes patógenes y olores fuertes y desagradables. Todos sabemos que en la escuela los virus y bacterias se contagian fácilmente los unos a los otros, así que veo importante el uso de aceites para disminuir mucho y deforma natural e inocua este riesgo de propagación de enfermedades. ¿No os parece? 

S   Otra función importante que tiene es el alivio del picazón de picaduras de insectos fuertes como abejas, avispas o arañas. Y lo mismo para los primeros síntomas de dolor de garganta. Entre sus potentes ingredientes están la lavanda, el árbol de té, el romero o la citronela.

    Clarity. Otra estupenda mezcla de aceites, creada por Young Living, que como su nombre indica, potenciará nuestra capacidad de atención y claridad mental. Gracias a su mezcla de ingredientes como la menta, limón, romero, albahaca, geranio o jazmín, ayudará al niño a agudizar su mente y aclarar sus ideas, añadiéndole la mejora de la memoria. Recuerda ya sólo los beneficios de la menta para la capacidad de atención, con el resto de ingredientes los beneficios aumentan, especialmente para los estudios, el trabajo, o épocas de mayor fatiga y cansancio, pues es estimulante y vigoriza.

     Con niños en etapa escolar ya se puede usar a través de su difusión por el aire, y su aroma al medio minuto ya conecta directamente al cerebro, estimulándolo y aportándole todas las propiedades del aceite. Está especialmente indicados para niños y adolescentes con problemas de atención e hiperactividad para ayudarle en su etapa de aprendizaje y estudios. Pero será de ayuda en el aula para reforzar en todos los alumnos su rendimiento escolar e intelectual.

Podría seguir con la lista, hay tantos y tantos aceites que recomendar, pero no quiero alargarla demasiado. Para empezar, ¿está bien verdad? Si tenéis alguna duda con los aceites no dudéis en preguntarme, y recordar que tenéis la opción de conseguirlos a través de un distribuidor (como yo, que hago envíos a toda España), o haceros distribuidores/as, haciendo pedidos cada mes, y conseguir las ventajas que ello supone, como descuentos en los productos, promociones, etc. Cualquier cosa, contáctame en yaiyoga@hotmail.es ¡Será un placer orientarte en tu comienzo con la aromaterapia!

¡SORTEO! Las yoguicards y las emotion cards

Hoy con mucha ilusión os presento un nuevo material que me enamoró desde el principio. Se tratan de dos juegos de cartas creadas por Raquel de Yoga kids, que nos acercan al mundo del yoga, la relajación y la inteligencia emocional en estas barajas tan preciosas. Me encanta recomendar el trabajo que está hecho con amor, con ilusión, con creatividad. Y desde el momento en que te llega el material, te das cuenta de que nada de esto falta, ni el más mínimo detalle. Os cuento todo en este post y además ¡sorteamos una de las barajas de Kids yoga! Seguir leyendo para saber cómo participar.

Raquel de Yoga Kids nosdescribe así su creación: 

Yoguicards es un juego de cartas basado en los ocho escalones del Yoga. Ideal para Instructores de Yoga Infantil, Terapeutas, Profesores de Infantil, incluso para padres/madres a los que interese esta bonita actividad. Son la herramienta perfecta para enseñar a l@s niñ@s de forma fácil y divertida la práctica de esta maravillosa y saludable actividad. Consta de 40 cartas entre las que encontraréis 22 juegos, 9 relajaciones/respiraciones y 9 asanas (posturas). Impresas en papel estucado de 350 gramos y a todo color, van presentadas en una bolsita de lino ecológico, con un broche de tela handmade, y con instrucciones, que incluyen propuestas de juegos y actividades. Muy indicadas para fomentar la creatividad tanto en la persona que las usa como en los/las niños/as que las disfrutarán”.

La verdad es que las ilustraciones son una delicia, y lo que me ha encantado de este juego es que no son las clásicas cartas de las asanas de yoga. En realidad van más allá. Cada carta sorprende al niño (y al adulto) proponiéndoles una acción que no siempre tiene que ver con el animal de la carta, lo que no sólo abre las puertas a la sorpresa, si no también a la creatividad y a la inventiva. ¿Porqué? Porque podemos usar las cartas para imitar a sus personajes de forma libre, las asanas no están impuestas (de hecho como podéis ver, no están ni dibujadas), y eso nos da la opción de hacer yoga con los niños pero de manera más imaginativa y libre. Con los niños pequeños veo muy necesario dejarles tiempo para que ellos mismos se inventen y decidan las asanas que quieran y les apetece hacer. En la etapa de 3 a 6 sobre todo necesitan ese poder de explorar con su cuerpo a través del movimiento libre. Y por eso me ha gustado tanto que esta baraja rompa un poco con el prototipo de cartas de yoga, porque permite que cada uno imite al animal como quiera. Un día podremos hacer todos la asana clásica del animal concreto, pero otros días simplemente ¡dejésmosles ser!.

Cada carta trae el nombre del personaje, la mayoría son animales, su ilustración y un texto que nos propone algo divertido para llevar a cabo. Y otra cosa que me encanta, ¡son rimas!.

La Escuela Infantil Taboexa

Hoy os vengo a enseñar la bonita Escuela Infantil de Taboexa, un centro público y rural situado en As Neves (Pontevedra), a 10 minutos de Ponteareas, donde yo vivo. En ella asisten niños de entre 3 y 6 años juntos, algo que me parece muy positivo, al igual que el número pequeño de niños, que no suele pasar de 10. Además, el vínculo y el contacto con la naturaleza está muy presente en el entorno y en la jornada escolar, otro factor para mí, esencial.Como ya sabéis, soy una fiel defensora de un cambio en la educación actual. Un cambio que muchas escuelas poco a poco empiezan a perseguir y lograr, gracias a educadoras/es con una nueva visión hacia la esencia del niño, una doble mirada llena de amor y respeto.Karina es una de estas maestras, cercana y respetuosa desde el primer instante, volcada en observar y atender las necesidades reales de sus alumnos acompañando y guiando. Me encantó presenciar las veces que estuve en la escuela como ella misma se hacía preguntas mientras observaba ciertas actitudes en los niños, en momentos puntuales. Hacernos preguntas, ser curiosos, tener ganas de aprender, mejorar, ayudar, cooperar. ¿Porqué muchos adultos nos dejamos de hacer preguntas? No me llegan los dedos de mis manos para contaros cuantas educadoras me han ido recomendando su manera de trabajar, su entusiasmo, su presencia, su amor a las pedagogías activas y al contacto con la naturaleza, sus ansias de crear de su escuela, un hogar de paz donde guiar a los niños desde el corazón. Y recordar que, los mejores educadores enseñan desde el corazón, y no desde los libros.

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, si no la que se hace de corazón a corazón”.

Para mí tiene una especial importancia que en una maestra, el foco esté en tratar y educar a “una persona”, y no a “un alumno”. Es decir, que la educación vaya directa a educar al niño en búsqueda de sus valores, de sus propias inquietudes, su auto-conocimiento, su gestión emocional y mental, su autonomía, su fortaleza, su potencial, sus talentos, sus luces, sus sombras, su propio respeto y el del mundo que le rodea… Todo eso y más, es mil veces más importante que aprender a leer, a escribir, a contar, a hablar inglés… Y mucho más en una escuela infantil, donde los niños a esa edad lo único que deben de hacer es jugar, jugar y explorar. 
“Puedes aprender más de un individuo, durante una hora de juego, que en un año de conversación”
Ellos aprenden jugando, de manera natural e innata, a su ritmo. Sin prisas, sin presiones, con mucha menos intervención del adulto. De hecho suelo decir, que el juego del niño, es su momento de meditación más sagrado. Por ello valoro muchísimo las escuelas como esta donde no se tiene prisa porque sus alumnos lean ni escriban, por ejemplo. Escuelas que cambian las fichas por actividades donde los sentidos, el arte y el movimiento guían de forma natural ese proceso, ¡que se dará!. Escuelas que cambian los libros de texto por juegos, cuentos, canciones, excursiones, experimentos, vivencias reales y palpables. Ese es el “urgente” aprendizaje, el vivencial, el que les lleva el aprendizaje de la vida, a la vida en la escuela. ¿Bonito verdad?
“El ideal no es que un niño acumule conocimientos, sino que desarrolle capacidades”

Os comparto el texto que Karina ha creado para dar a conocer la escuela a las familias que busquen un lugar diferente y tan especial para sus hijos. Pido disculpas por la mezcla de los dos idiomas, pues yo me encuentro más cómoda escribiendo en español y Karina lo hará en gallego 🙂
“Andamos à procura de nenos e nenas para que o curso que ven sexamos unha boa pandilla. Alí toparedes un ambiente relaxado e respectuoso coas necesidades das crianzas e as sùas características persoais,  alì todo està pensado coidadosamente para transmitir agarimo e respecto por un mesmo, polos demais e polo medio natural e social no que vivimos. Aprendemos moreas de cousas a través da experimentación e o xogo e sobre todo aprendemos, canda as familias e a comunidade a medrar sans e felices para, pasiño a pasiño facernos donos e donas das nosas propias vidas con alegría, entrega e responsabiilidade.As liñas metodolòxicas beben das ideas dos Wild, Montessori, Waldorf e Reggio entre outros, e, nomeadamente da sensibilidade, estudio  e reflexión crìtica constante da responsable da escola, sempre atenta a responder con profesionalidade e escrupuloso respecto às necesidades das crianzas e à novas situaciòns queno dìa a dìa van agromando.Convidàmosvos a coñecer a Escola e comentar coa responsable calquera aspecto relacionado”.