La Escuela Infantil Taboexa

Hoy os vengo a enseñar la bonita Escuela Infantil de Taboexa, un centro público y rural situado en As Neves (Pontevedra), a 10 minutos de Ponteareas, donde yo vivo. En ella asisten niños de entre 3 y 6 años juntos, algo que me parece muy positivo, al igual que el número pequeño de niños, que no suele pasar de 10. Además, el vínculo y el contacto con la naturaleza está muy presente en el entorno y en la jornada escolar, otro factor para mí, esencial.Como ya sabéis, soy una fiel defensora de un cambio en la educación actual. Un cambio que muchas escuelas poco a poco empiezan a perseguir y lograr, gracias a educadoras/es con una nueva visión hacia la esencia del niño, una doble mirada llena de amor y respeto.Karina es una de estas maestras, cercana y respetuosa desde el primer instante, volcada en observar y atender las necesidades reales de sus alumnos acompañando y guiando. Me encantó presenciar las veces que estuve en la escuela como ella misma se hacía preguntas mientras observaba ciertas actitudes en los niños, en momentos puntuales. Hacernos preguntas, ser curiosos, tener ganas de aprender, mejorar, ayudar, cooperar. ¿Porqué muchos adultos nos dejamos de hacer preguntas? No me llegan los dedos de mis manos para contaros cuantas educadoras me han ido recomendando su manera de trabajar, su entusiasmo, su presencia, su amor a las pedagogías activas y al contacto con la naturaleza, sus ansias de crear de su escuela, un hogar de paz donde guiar a los niños desde el corazón. Y recordar que, los mejores educadores enseñan desde el corazón, y no desde los libros.

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, si no la que se hace de corazón a corazón”.

Para mí tiene una especial importancia que en una maestra, el foco esté en tratar y educar a “una persona”, y no a “un alumno”. Es decir, que la educación vaya directa a educar al niño en búsqueda de sus valores, de sus propias inquietudes, su auto-conocimiento, su gestión emocional y mental, su autonomía, su fortaleza, su potencial, sus talentos, sus luces, sus sombras, su propio respeto y el del mundo que le rodea… Todo eso y más, es mil veces más importante que aprender a leer, a escribir, a contar, a hablar inglés… Y mucho más en una escuela infantil, donde los niños a esa edad lo único que deben de hacer es jugar, jugar y explorar. 
“Puedes aprender más de un individuo, durante una hora de juego, que en un año de conversación”
Ellos aprenden jugando, de manera natural e innata, a su ritmo. Sin prisas, sin presiones, con mucha menos intervención del adulto. De hecho suelo decir, que el juego del niño, es su momento de meditación más sagrado. Por ello valoro muchísimo las escuelas como esta donde no se tiene prisa porque sus alumnos lean ni escriban, por ejemplo. Escuelas que cambian las fichas por actividades donde los sentidos, el arte y el movimiento guían de forma natural ese proceso, ¡que se dará!. Escuelas que cambian los libros de texto por juegos, cuentos, canciones, excursiones, experimentos, vivencias reales y palpables. Ese es el “urgente” aprendizaje, el vivencial, el que les lleva el aprendizaje de la vida, a la vida en la escuela. ¿Bonito verdad?
“El ideal no es que un niño acumule conocimientos, sino que desarrolle capacidades”

Os comparto el texto que Karina ha creado para dar a conocer la escuela a las familias que busquen un lugar diferente y tan especial para sus hijos. Pido disculpas por la mezcla de los dos idiomas, pues yo me encuentro más cómoda escribiendo en español y Karina lo hará en gallego 🙂
“Andamos à procura de nenos e nenas para que o curso que ven sexamos unha boa pandilla. Alí toparedes un ambiente relaxado e respectuoso coas necesidades das crianzas e as sùas características persoais,  alì todo està pensado coidadosamente para transmitir agarimo e respecto por un mesmo, polos demais e polo medio natural e social no que vivimos. Aprendemos moreas de cousas a través da experimentación e o xogo e sobre todo aprendemos, canda as familias e a comunidade a medrar sans e felices para, pasiño a pasiño facernos donos e donas das nosas propias vidas con alegría, entrega e responsabiilidade.As liñas metodolòxicas beben das ideas dos Wild, Montessori, Waldorf e Reggio entre outros, e, nomeadamente da sensibilidade, estudio  e reflexión crìtica constante da responsable da escola, sempre atenta a responder con profesionalidade e escrupuloso respecto às necesidades das crianzas e à novas situaciòns queno dìa a dìa van agromando.Convidàmosvos a coñecer a Escola e comentar coa responsable calquera aspecto relacionado”.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *